¡Estamos trabajando en vuestra nueva casa!

Nuestra casa es tu casa, y ahora estamos de obras. Como todas las obras, nunca vienen bien, y hacer y deshacer cajas no es plato de buen gusto. Elección de acabados, muebles, dónde pongo el muro de la cocina, qué azulejo para el baño... Pero tras acabar y pasar el último fregado... ¡qué gusto y qué alegría ver lo bonito que ha quedado todo!

Te pedimos paciencia y perdón por las molestias, y en menos de lo que imaginas, aquí estamos de nuevo con nuestra casa totalmente remodelada para ti.